Artistas

Pablo Monteagudo

Cuando la soledad se convierte en compañía, la explosión de los sentidos se agudiza, actuando como condición necesaria para la supervivencia poética y seductora de la creación artística.

Cuando la expresión de lo visible se transforma en fuerza, en una fuerza que emana desde lo inmanente de la obra misma, es cuando se ha logrado trascender desde la contemplación de la percepción solitaria, a la manifestación creativa de lo que acontece.

Entonces, los giros inesperados, curvas, líneas, colores, el blanco, el negro, el gris, el agua, la tela, el soporte, la textura, el equilibrio, la tensión…, interactúan en la objetividad de lo acontecido y de lo creado, junto a la subjetividad de lo interpretado entre el artista, la obra y, sus acompañantes, que disfrutan y comparten de ese ocio contemplativo filosófico al mejor estilo griego, en un juego en el que se predisponen a conectarse con la magia de lo universal, en dónde lo ético y lo estético desaparecen, y la moral deja de ser extremista para ser vanguardista, sin límites que la definan.

Entonces, agudizar los sentidos, implica quizás una conexión directa entre la intensión, la creación y la contemplación, en dirección a un sin sentido infinito e integrado.

El interrogante que se nos manifiesta al contemplar una obra, como una cuestión a resolver, se presenta a veces como un cruce de tensiones que dificultan lo que realmente pretendemos ver, pero que, visto a la luz como un prisma de cristal, se convierte en una respuesta que explota en una variedad de colores e interpretaciones. En ese instante el presente se torna eterno y se expande la imaginación.

Que no nos confunda la ansiedad en la necesidad de ver todo, de comprender todo, de analizar todo, de plasmar todo.

“Lo que envenena al palpito es la angustia de palabras atoradas para definir lo indefinible”

Por todo esto, hoy me predispongo, simplemente a contemplar…

Tags

Pablo Monteagudo

Por algún camino oculto misterioso ancestral y lleno de milagro el artista como un mago achacoso y un demiurgo eterno nos permite acceder al lo perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close
Paste your AdWords Remarketing code here
Close